Sábado Negro en Traficantes de Sueños
10 de febrero de 2018 a las 18:30 horas

Duque de Alba, 13 - 28012 Madrid
Teléfono: 915 320 928
http://www.traficantes.net

Imagen Aviso 20180210

(Inicio de la crónica de Carmen Mateos)

El Sábado negro número 99 supuso el cartel de "Aforo completo" en Traficantes de Sueños. La razón se llama Leonardo Padura y su nuevo libro se titula La transparencia del tiempo.
¿Sería muy osado pensar que incluso sin libro nuevo ahí estaríamos sus fieles seguidores por el placer de escucharlo?

En esta tarde del 10 de febrero, pudimos también verlo, gracias al documental (2015) que agradecemos a Lucía López Coll y que nos lo acerca preparándose un café en una cocina, que apunta envidiable, y en un barrio, Mantilla, en el que se siente "la persona que soy".
Las imágenes nos acercan diferentes opiniones: las de autoridades culturalmente reconocidas que coinciden en el valor universal de su obra; las de lectoras con las que nos podemos identificar que hablan de la honestidad del autor a la hora de contarnos Cuba o del regalo que supone tener un libro suyo saliendo de una bolsa de grandes almacenes madrileños; los distribuidores nos dicen que se antepone el autor a los títulos de sus obras y que con tal de que sea suyo, da igual de qué libro se trate, la demanda es de tal calibre que la proveedora se ha visto obligada a confeccionarse un cartel que le evite el trabajo de verbalizar "NO HAY LIBROS DE PADURA", así con mayúsculas (¿se atreverá a la posible avalancha cuando pueda poner "TENEMOS UN MONTÓN DE LIBROS DE PADURA"?).

Pero en el documental está también Cuba, la Cuba con la que tanto el creador (Padura) como su creación (Conde) tienen una relación visceral y en la que sus tertulias de terrazas caribeñas, llenas de afecto y comunicación, nos dejan cargados de envidia.
El corto nos asoma también al mundo del cine y aunque quien lo encarna, Perugorría, nos dice que no ve a Conde como a un superhéroe hay que decirle al actor de una lectora del público se imagina al expolicía como "lindo y sensual" y quién sabe si estos adjetivos no serán más codiciados que los que hablan de la valentía de los héroes al uso.

En definitiva, el cine de Lucía nos presenta La Habana como un personaje más, que es como aparece en las novelas de Mario Conde, con el mar, sus zonas ricas, otras más deterioradas, otras como "La Víbora" que representan la nostalgia del Instituto en el que se conoció el grupo de Conde, y con unos jóvenes herederos de un romanticismo que hoy tienen que cuestionárselo e intentar el mundo de los negocios para ir sobreviviendo. Tampoco puede negarse que en la Cuba de hoy ya no puede decirse que todos seamos iguales (aunque siempre ha habido unos más iguales que otros), sino que la desigualdad apunta cada vez con más signos.

Por último, es en esta Cuba en la que un autor-trabajador escribe diariamente durante cinco o seis horas y eso es para él "casi el ideal de la felicidad" (la cafetera, que imaginamos que funciona previa a su escritura, es de las italianas de siempre, y pequeña).

Imagen Vivir y escribir en la Habana

Tras el regalo del documental, el presentador le pide a Padura que nos hable de Chano Pozo, el cubano que, junto a Dizzy Gillespie y a Charlie Parker, protagonizó una de las revoluciones musicales más importantes del siglo XX. De él nos cuenta Padura cómo ascendió de casi analfabeto a pasearse en un Cadillac y con trajes de lujo. Cuando quiso trasladar su triunfo de la Isla a Norteamérica, las cosas no le fueron tan bien y terminó su vida con cuatro tiros en el pecho, allá por 1948, a causa de una discusión en la que se jugaba veinte dólares. Su obra esencial es "Manteca" (jazz latino).

Imagen Chano Pozo

A propósito de las fotografías que se proyectan, previa autirización del fotógrafo, del estadounidense Herman Krieger, que remiten a La Habana de lo cotidiano, el escritor nos dice que su ciudad es generosa para la fotografía debido a sus contrastes. Y señala que la gente suele retratar las ruinas, porque resultan más fotogénicas, pero que en una misma cuadra pueden alternarse ruinas y palacetes. Por otro lado, manifiesta que a los cubanos les encanta fotografiarse.

Imagen Herman Krieger

Y pasamos al tema Mario Conde y "La transparencia del tiempo", libro que hace el número ocho y medio de los referidos al expolicía, ya que hay que contabilizar como "medio" su aparición en "Herejes". La historia comienza cuando un antiguo compañero de Mario Conde, con el que compartió clases en el Instituto Preuniversitario de La víbora, le pide que le recupere una Virgen que le han robado, su Virgen de Regla. En La Habana de 2014 tiene lugar este episodio, pero la novela circula también por el siglo XIII y por la ciudad de Acre, que es de donde ha salido esa Virgen.

La acción que transcurre en Cuba va a dar lugar el protagonismo de la Isla, pero si tenemos en cuenta toda la novela, nos trasladamos al hombre, al ser humano "como objeto de la Historia", algo muy presente en toda la obra de Leonarno Padura.

¿Qué encontramos en esta Cuba contemporánea por la que Mario Conde patea y en la que se arriesga para cumplir su misión? Posiblemente encontramos lo mejor de la novela:
- Una perspectiva que no contiene mentiras y que está lejos del maniqueísmo imperante: Propaganda oficial y/o antipropaganda muy manida.
- Tres realidades que se distribuyen en:
. Bolsones de pobreza habitados por la inmigración. Lugares que antes no existían y que ahora tratan de hacerse invisibles.
. "Destellos de prosperidad" (el autor no quiere llamarlos "riqueza"), que tampoco existían y que también tienden a invisibilizarse.
. El ámbito de Mario Conde que representa una "fortaleza mental" constuida por él y los suyos. Símbolo de la permanencia fuera del cual no funcionaría Conde.
- Hay también una mujer "con ojos de bolero", una china-cubana, cuyo poder de fascinación queda descrito en la novela de forma, precisamente, fascinante.
- Se nos cuenta cómo hay un mercado negro de obras de arte, que hoy se ha hecho boyante sobre todo con la venta de falsificaciones.

Y tanto Cuba, como Acre, como allá donde ponga su trama el novelista son fruto de una investigación minuciosa que los lectores saboreamos, como nos pasó con el Ámsterdam de Rembrandt o los múltiples lugares de Trotski, Mercader o Iván Cárdenas.
Porque cuando Leonardo Padura escribe vive muchas horas de "forzada soledad, doloroso empeño y dudas incisivas" y, si nos queremos acercar a su faceta creadora, este libro nos regala tres páginas (425, 426, 427) que son de lo más hondo que se pueda leer sobre el alma de un escritor.

Para terminar, los agradecimientos fueron mutuos. Y a ellos nos unimos.

Imagen Leonardo Padura

(Final de la crónica de Carmen Mateos)


Imagen Aviso 20180210

La transparencia del tiempo de Leonardo Padura.

“Una narración que funde de manera magistral las pesquisas del detective Mario Conde en una Habana que se derrumba con un deslumbrante viaje en el tiempo y en la historia.
Sinopsis de La transparencia del tiempo:"

"A un Mario Conde a punto de cumplir sesenta años, y que se siente más en crisis y más escéptico que de costumbre con su país, le llega de manera inesperada un encargo de un antiguo amigo del instituto, Bobby, que le pide ayuda para recuperar la estatua de una virgen negra que le han robado.
Conde descubre que esa pieza es mucho más valiosa de lo que le han dicho, y su amigo tiene que confesarle que proviene de su abuelo español, que, huyendo de la Guerra Civil, la trajo de una ermita del Pirineo catalán.
En los bajos fondos de La Habana, Conde da con un sospechoso al que acaban matando. Con el asesinato de otro cómplice, Conde descubre una inesperada trama de galeristas y coleccionistas extranjeros interesados en la talla medieval, y se tropieza inevitablemente con la policía de homicidios de La Habana. Pero, en capítulos intercalados, La transparencia del tiempo también cuenta la epopeya a lo largo de los siglos de la estatua, una virgen negra traída de la última cruzada a una ermita del Pirineo por un tal Antoni Barral, y será otro Antoni Barral quien la salve y se vea obligado a embarcar como polizón rumbo a La Habana."

(Información tomada de la página web de la editorial:
https://www.planetadelibros.com/libro-la-transparencia-del-tiempo/262394)

Contaremos con la presencia de Leonardo Padura, comentaremos con él su nueva novela y cualquier cosa que nos quiera contar y será, como siempre, un placer recibirle entre nosotros.

Imagen La transparencia del tiempo

Y como siempre: músicas, vídeos, fotografías...