Sábado Negro en Traficantes de Sueños
20 de septiembre de 2014 a las 18:30 horas

Embajadores, 35 - Local 6 - Lavapiés - 28012 Madrid
Teléfono: 915 320 928
http://www.traficantes.net

Imagen Aviso 20140920

(Crónica de Carmen Mateos)

El malo rapta a la chica, que es buena y está entre sábanas blancas. Pero no, no va a triunfar la maldad y la chica, tirada en el puente, va a ser salvada por los buenos... así comenzamos la sesión este Sábado Negro del 20 de septiembre de 2014 a las 18:30 de la tarde. Es la sesión número 52 en "nuestra librería preferida", Traficantes de sueños.

¡Qué bien elegida la escena de El gabinete del doctor Caligari! Tiene planteamiento, nudo y desenlace, la historia está completa y plasmada en imágenes expresionistas, oníricas, barrocas, en blanco y negro pero con azul sobreimpresionado.

Robert Wiene lo contó así en 1920 y seguimos disfrutando de identificar a buenos malos tan sencillamente y de esas estructuras de cuento convencional, con unas imágenes que desmesuran virtudes y defectos.

Imagen El gabinete del doctor Caligari


Buen día para la página siguiente, parece que andamos de celebración porque, de momento, un anteproyecto no va a convertirse en ley: la modificación de la ley del aborto.

Yo decido. El tren de la libertad es el documental que viene presentado por una de sus artífices, Guadalupe Balaguer; el resto de las creadoras está haciendo lo mismo en San Sebastián.

El tren se llenó y vino a Madrid el 1 de febrero de 2014, pero venía llenándose, por ganas e indignación, desde el mes de diciembre de 2013, cuando El PP presentó su anteproyecto de ley, recortando libertades.
Dos grupos de mujeres (Les Comadres de Gijón y Las Mujeres por la igualdad de Barredos) fueron las de acordaron que había que hacer algo, pagaron sus 150 plazas en tren, y completaron con autobuses hasta desbordar estaciones y hacerse oír en multitud y, lo que es más importante, con toda la razón del mundo.

No solo fueron ciudadanas españolas las participantes, también las holandesas, italianas, escocesas, argentinas, francesas, etc. quisieron estar ese día en Madrid para decirle a un ministro medieval que ya no, que ya no puede adueñarse de voluntades ajenas e imponer sus criterios restrictivos en algo que estaba funcionando bien.
Algunos hombres se hicieron visibles, todos con su sentido común, que se traduce en pedir lo mismo y algún otro con el cartel en el que nos avisaba de que él también había abortado.

Documental y algo de ficción conforman lo que vemos. Tanto la simulación de una agencia de viajes que se anuncia para volver a Londres a ejercer un derecho que se creía ya conseguido; como un avión en el que la parodia de las azafatas nos hacer sonreír o las imágenes en blanco y negro de las que ya de abuelas salen de nuevo a la calle para recordar que están ahí y con la misma fuerza con la que estuvieron cuando el que no escuchaba era un militar en vez de un ministro civil.

Y si hubo un plano general impresionante con la multitud abarrotando el centro madrileño, también nos impresionaron otros más cercanos, como el que nos acerca a una mujer que recuerda la muerte de una joven de 16 años, que no contó con el apoyo de su familia, o el del canto a la puerta del Congreso con evocación a una posible tercera república.

El documental, que podemos ver de nuevo si lo descargamos a través de Vimeo, en esta dirección: http://vimeo.com/99974636 tiene la virtud de informar y emocionar, porque es sincero y remata con unas manos en alto, que aplauden con un fondo de nubes, que parecen decirnos que el tren de la libertad tuvo éxito, el éxito de la tarea bien hecha: la de recordar que los trenes son imágenes de fuerza y este iba lleno de razón.

Imagen El tren de la libertad
Fotografía: © Luis Morate


Al recordar todo lo que nos aportó el fotógrafo y cineasta de Pamplona, Clemente Bernad, parecen igual de importantes dos cuestiones: su pensamiento y su fotografía. Ambas cosas se agradecen por igual, aunque ya sabemos que es lo segundo lo que le hace estar aquí esta tarde y, digamos, estar en el mundo o ser conocido.

Gratifica la forma de pensar de alguien que opina así de las cosas:
- Se sintió principiante ante el fotógrafo Koldo Chamorro y principiante se sigue sintiendo, pese a los veinticinco años que lleva dedicándose a la fotografía.
- Aborda sus trabajos con la pulsión de querer contar. Es imprescindible esa pulsión de contar.
- Después estaría el qué contar y eso lo decide tu mochila intelectual. Su mochila está llena de datos, pero a él le interesa mucho lo cercano. Parece, no obstante, que su sensibilidad hace cercanas muchas cosas: todo lo que destile injusticia, por ejemplo.
- Cómo contar significa para él todo un tratado de creación, sea fotográfica o de cualquier arte. Se ha de contar con compromiso -sea personal o incluso comercial- respeto y responsabilidad.
- ¿Qué hacer con los resultados? Si se trabaja de forma independiente, los riesgos crecen, puede haber frustración en vez de premio con algunos trabajos que no son reconocidos por nadie, algunos duermen en el cajón.
- Por último, él decide sacrificar un estilo propio, a cambio de dar una voz diferente a cada trabajo; con arreglo a lo que ese trabajo demande ha de ser el estilo del que lo fotografía. De ahí que los documentales, por ejemplo, tengan un estilo áspero, difícil como la vida, sin final feliz.

Fueron muchas las fotografías vistas, para todas, tal vez todos, hubiéramos deseado más tiempo. Los temas tal vez tienen el denominador común, de la sociedad en apuros, del dolor o la denuncia. El estilo, aunque él no quiera subrayarlo como propio, tiene la marca de la hondura y de la ambigüedad. Esa ambigüedad es un valor que la hace sugerente, con ganas de profundizar en cada caso. Esa gente que se asoma a ver qué pasa en una calle de San Sebastián, tiene el mismo poder de intriga que el tren que deja asomar un brazo por una ventanilla, sabemos que dentro va un jornalero ¿pero quién no quiere imaginarse el rostro de ese jornalero que puede ir soñando con el jornal, o durmiendo de agotamiento o con la tristeza que llevan marcada en el rostro algunos de sus otros jornaleros fotografiados?

Vimos fotos excepcionales que nos asomaron a realidades que no esperábamos: una cárcel que se vacía, con su panel de llaves inservibles; el cerebro de Miguel Ángel Blanco, doblemente herido; una sepultura en El Bierzo que quiere recordar la historia de España y que alguna editorial ("La Fábrica") no quiere publicar porque es mejor limitarse a distraer que arriesgar subvenciones; el entierro de Camarón de la isla, con la tensión dolorosa de quienes lo acompañan; mujeres saharauis en un campo de refugiados -trabajo becado por Foto-Press-; la olvidada revolución de Chiapas; un grupo de militantes de la izquierda, en Estambul...

Hay algo, sobre lo que siempre quiere posar su mirada y es la idea de resistencia: en una huelga de hambre o en unos jornaleros que aguantan o en un asedio israelí en el que los que resisten son militantes palestinos, o una sociedad argentina ante la crisis económica, o un orfanato de Kiev o lo que haya que resistir hasta que sea encontrado el cuerpo de Marta del Castillo.

Le interesa el interrogante que puede quedarnos cuando se acaba la épica, cuando lo que hay es una playa desierta en la que ya no está el cuerpo de Malika, que ha sido repatriada, sino que lo que hay son dos texturas muy parecidas: la de la arena de la playa y la del cuerpo de Malika.

Por último, un libro apeteceble en el que él ha puesto la parte fotográfica. El libro se llama Imagina cuántas palabras y ha sido creado por un grupo de escritores, cuyos textos tienen de base 50 palabras dichas por niños.

Imagen Clemente Bernad
Fotografía: © Luis Morate


Nuestro colega Enrique Flores inmortalizó a Clemente Bernad, haciendo una reseña en su blog: http://www.4ojos.com/blog/?p=11931

Dibujo Enrique Flores


Seguimos hablando de fotografía en el recuerdo de Koldo Cahomorro, que murió hace casi cinco años. Para encomiarlo, Clemente Bernad nos dice que en el obituario que él redactó expresaba que Koldo había muerto solo, como un perro callejero y con ello estaba alabando su autenticidad de vida, su rebeldía crítica que lo llevaba a no pactar con convecionalismos interesados.

Nuestro fotógrtafo conoció a Koldo por los años 85, 86 y fue él el maestro que le hizo cambiar por su espíritu crítico, riguroso, un tanto mesiánico (para Chamorro, solo era posible conseguir una foto buena al año).

Koldo tiene un trabajo, El Santo Cristo Ibérico en el que valora que las fotografías tengan un largo recorrido, que no sea posible captarlo todo en una sola mirada. Valorable este reconocimiento de un alumno con memoria.

Imagen Koldo Chamorro


Terminamos con sotanas sobre hielo. Festiva es la impresión que nos brinda este anuncio de cerveza.
Su autor es el cineasta Jonathan Glazer y nos recuerda a aquel Fellini del desfile de modelos eclesiásticos en su inolvidable Roma. Lo que ocurre es que en este sábado, el seminarista está francamente decepcionado, tanto que...

Imagen Jonathan Glazer

Y hasta el próximo sábado, ya nos dirán dónde y cuándo. Gracias por este primer día de curso tan sustancioso.

(Fin de la crónica de Carmen Mateos)


Comenzamos una nueva temporada con imágenes de la película El gabinete del doctor Caligari (1920) de Robert Wiene.

Imagen El gabiente del doctor Caligari


Proyectamos a continuación el documental Yo decido. El tren de la Libertad.
Un tren que partiendo de Asturias llegó a Madrid el 1 de febrero de 2014, pasando por diferentes lugares de la geografía española y mundial.
El documental ha sido dirigido por el Colectivo de mujeres cineastas contra la reforma de la ley del aborto.

Imagen El tren de la Libertad


Tuvimos como invitado al fotógrafo Clemente Bernad, conversamos con él sobre su actividad como fotógrafo y documentalista.

"Clemente Bernad, licenciado en bellas artes (UCB) y ‘Dea’ en sociología por la UPNA. Fotógrafo y cineasta documentalista independiente desde 1986, con un fuerte interés por las temáticas sociales y políticas dentro de su entorno cultural más cercano.

Entre sus trabajos destacan: Jornaleros, sobre la vida de los campesinos temporeros andaluces; Mujeres sin tierra, acerca de la vida de las mujeres saharauis en los campos de refugiados de Tinduf, por el que recibió una beca FotoPres en 1994; Pobres de nosotros un proyecto colectivo sobre la marginalidad en Europa; Canopus sobre la crisis económica argentina; Basque chronicles, sobre el conflicto político de Euskal Herria; En 2004 publicó El sueño de Malika, para el festival ExploraFoto’04 de Salamanca, la historia de la repatriación del cuerpo de Malika Laaroussi para ser enterrada en su pueblo tras fallecer al intentar llegar a las costas españolas en una patera. Hizo su primera película documental sobre el mismo tema, seleccionada para la sección oficial competitiva en la 1ª edición del Festival Internacional de Cine Documental de Navarra Punto de vista.

En 1999 La Fábrica publicó un volumen de su colección de monografías Photobolsillo dedicado a su obra. Sus fotografías han sido expuestas en los ‘Rip’ de Arles, ‘Visa pour l’image’ y en numerosas exposiciones tanto colectivas como individuales.

Incluido en la exposición conmemorativa del X aniversario del museo Guggenheim de Bilbao “Chacun à son goût”.

Actualmente se encuentra realizando Donde habita el recuerdo, un ensayo documental sobre los trabajos de localización, identificación y exhumación de fosas de la guerra civil española.

Clemente Bernad vive en Pamplona, es miembro de la agencia italiana Contrasto y desarrolla su actividad como profesional independiente, docente y articulista."

(Información tomada de la página web de Clemente Bernad http://clemente.4ormat.com/)

Imagen Fotografía Clemente Bernad
Fotografía del trabajo El sueño de Malika
Clemente Bernad - Licencia Creative Commons BY-NC-ND: "Reconocimiento - No Comercial - Sin Obra Derivada"

Aprovechamos la presencia de Clemente Bernad para recordar el trabajo y la personalidad de otro importante fotógrafo: Koldo Chamorro fallecido hace unos años.
Visualizamos algunas de sus fotografías.

Imagen Fotografía Koldo Chamorro
© Koldo Chamorro


Terminamos la sesión hablando del cineasta británico Jonathan Glazer y de su trabajo.
Glazer desarrolla su carrera en varios ámbitos: videos musicales, anuncios y también dirigiendo películas. Entre ellas Birth

Imagen de Birth
Fotograma de la película Birth