Sábado Negro en Traficantes de Sueños
25 de enero de 2014 a las 18:30 horas
Embajadores, 35 - Local 6 - Lavapiés - 28012 Madrid
Teléfono: 915 320 928
http://www.traficantes.net

Imagen Aviso 25 enero 2014

(Crónica de Carmen Mateos)

Es sábado, Sábado Negro en Traficantes de Sueños, estamos a 25 de enero de 2014.

Imagen Laura y Cristina
Laura Ruiz y Cristina Canudas
Fotografía: ©Luis Morate

Dos mujeres asombradas y muy adverbiales ("aquí", "allí", "allá", "más allá", "acá"...) entran en escena, van a ayudarnos a pensar en "¿Qué hacemos con las fronteras?", pues así se llama el asunto que nos hace llenar la librería.
Ellas dicen que vienen de "de lugares donde no se puede" y todos imaginamos qué es lo que no se puede. Nos dicen también que en su tierra hay mar y preguntas y todos nos imaginamos, también, cuáles pueden ser esas preguntas.
La representación se interrumpe. Laura y Cristina han iniciado De pasos y caminos, dirigidas por Yiyo Alonso.

Imagen Bitim réew
Bitim réew

Se interrumpe para dar paso a un documental de la serie Bitim réew ("Fuera de casa"). Lo dirige Mactar Thiam Fall y quiere ser "un aviso para navegantes", quiere que se vea en Senegal para que los necesitados soñadores que piensen venir a Europa rebajen sus sueños y sepan mejor a qué Europa vienen.
Las advertencias son claras: droga y prostitución amenazan; los papeles no se logran al llegar como creen algunos; se puede llegar a pensar que "Lo que dejamos era mejor que nuestra vida en Europa"; se puede tener una sonrisa apacible detrás de un mostrador, dar la imagen de "emigración satisfactoria" y contarnos que hay gente que lleva 11 años en España sin conseguir la legalidad; se nos puede contar con una sonrisa y con una carita de niña sonriente al fondo, que en el metro 20 neonazis pegan "porque sí" y que solo un inglés le dice "corre" y con la misma sonrisa se puede recordar que "pensé que iba a morir, pero... dignamente", no habla de la indignidad del neonazi y la sospechosa indiferencia del continente de acogida (¿acogida?).

Imagen Bea
Bea
Fotografía: ©Luis Morate

Tras los testimonios directos del documental, Bea nos va a hablar de dos libros, editados por Traficantes de Sueños, que abordan el problema:

- Las luchas de los sin papeles y la extensión de la ciudadanía. Perspectivas críticas desde Europa y Estados Unidos>. Elaborado por Liliana Suárez-Navaz, Raquel Maciá Pareja y Ángela Moreno García (editoras).
- Por el derecho a permanecer y a pertenecer, de Amarela Varela Huerta.

A lo largo de la entrevista Bea va iluminando más este asunto de las migraciones que, como ella dice, "es inherente a la historia de la humanidad".
Las causas son muy sencillas: la desigualdad y el deseo de una vida mejor.
Dado que las fronteras son el origen de la acumulación capitalsta, son, por tanto, las que crean la desigualdad y la entrevistada estaría por dar papeles a todos, una mayor igualdad estaría servida.

Las fronteras son fáciles o difíciles dependiendo de que seas un turista o seas un clandestino, las exclusas se abren o se cierran en función de quién las atraviese. La ley que regula estas exclusas es la que obstaculiza la vida normal del que viene, si es pobre, y le impide hasta la más mínima vida social. Y para los ciudadanos europeos hay sutilezas lingüísticas que nos hacen opinar de una u otra manera: si se habla de "pateras" se colabora a que aumente la sensación de invasión, si se habla de Barajas, por donde entran más personas, la sensación de ser invadidos claramente decrece.

Por otra parte, una vez aquí, el extranjero es retenido o no lo es, de una forma arbitraria, a veces incluso depende de que los Centros de Internamiento estén llenos o haya plazas. En cuanto a nuestra solidaria respuesta a tanta injusticia, la entrevistada no es mu optimista: en 2001 había manifestaciones de apoyo que llegaba a las cincuenta mil personas, ya no somos tantos.

Las preguntas del público van en dos direcciones. Una se interesa por saber si los inmigrantes chinos tienen privilegios y Bea reconoce que efectivamente hay convenios que los favorecen. La otra desea saber si hay cifras de los que perecen tratando de llegar en patera, se habla de unos 18.000 cuerpos recuperados al margen de los desaparecidos, dentro de que es difícil la exactitud de estos datos.

Nuestras inmigrantes ficiticias entran de nuevo en escena, esta vez para recordarnos que allá dejan mucho, dejan madres a las que hay que decirles que aquí están muy bien, o madres a las que se les encomienda que les den mensajes a sus niños ("Mamita, volveré, decíselo a mi hijo").

Imagen Miguel Ángel, Mónica y Ruso
Miguel Ángel, Mónica y Ruso
Fotografía: ©Luis Morate

Y pasamos a la tarea de cada día, al valor incalculable de lo que se hace por estas personas cada vez más desasistidas en nuestro país. Capítulo vital. No hay duda de que el inmigrante que pudo ir al médico con la ayuda de personas como las que tenemos delante, va a sentirse bastante mejor, menos abandonado, y por un instante hasta puede creer que el mundo es solidario.

Miguel Ángel, Mónica y Ruso trabajan en el Barrio del Pilar en la Oficina de Derechos Sociales. Su norte: Yo sí, sanidad universal.

Miguel Ángel nos habla de que hace siete u ocho años en una Escuela de Adultos se deciden nuevas cosas: dar clases de español, que dos abogadas asesoren, atender algo al mundo de los desahucios... Pero hace dos años las abogadas ampliaron las tareas y de ahí surgió la ODS.
Al ser la sanidad un tema tan complejo, que los ocupa totalmente, la cuestión de los desahucios han tenido que delegarla. Miguel Ángel recuerda que en el fondo, "luchamos también por nosotros", parafraseando el pensamiento de que no vaya a ser que cuando vengan por nosotros sea ya tarde.

Mónica explica que esta ayuda la prestan gentes del sistema sanitario. Desobedecer el Decreto que no permite atender a inmigrantes es la base de esta ayuda. Dos personas han fallecido (un senegalés y una boliviana) por dejarlos fuera del derecho universal a la salud. Si el Real/Decreto pretende que pasemos de tener un derecho universal a ser meros asegurados, hay que anular ese Decreto.
Para Mónica está claro que "tenemos que vender caros nuestros derechos" y que con esta escisión entre excluidos e integrados no solo se cargan la salud, sino también la cohesión social. Coincidiendo con el pensamiento de Miguel Ángel, más tarde vendrán a por todos: pensionistas y enfermos crónicos "nos salen caros" será el disparate siguiente, de ahí a los enfrentamiento sociales tal vez no haya mucha distancia.

Ruso (me he enterado de que se llama Jesús) aclara -es curioso- que muchas veces la información que ellos dan al personal sanitario y a los pacientes es la de que hay que aprovechar lo que el Decreto da de sí. Estos grupos de acompañamiento tienen que realizar una labor informativa que impida un exceso de celo en cuanto al cumplimiento del Real Decreto. Encomia la labor del personal de los centros de salud y de los hospitales, que siempre responde humanitariamente ante la información que ellos aportan.
A veces, las barreras de atención al inmigrante, se derriban a base de que el acompañante sea "pesado" y se tiene en cuenta que las urgencias son la última baza, siempre intentan que el enfermo sea atendido como transeúnte sin tarjeta de residencia.
Parece que la labor fundamental de estos grupos de acompañamiento parte de una base esencial: quitar miedos.

El público quiere saber si hay una relación de médicos, con nombres y apellidos, que atienden al inmigrante. La respuesta es que no existe tal lista, pero que la labor de los grupos es saber quiénes son estos "médicos desobedientes".

Imagen Salma y Jaled
Salma y Jaled
Fotografía: ©Luis Morate

Se nos acerca Mauritania a Lavapiés con Salma y Jaled.

Salma (¿se puede no reparar en su sonrisa?) nos cuenta la historia de una amiga, mauritana como ella, víctima del trato injusto que padecen las mujeres en su país. Desde cosas de menor enjundia, como puede ser fumar o llevar pantalones, las mujeres mauritanas tampoco tienen libertad para asuntos de vital importancia como puede ser viajar o elegir a su marido.
Su amiga, de familia culta, quería saber, desde muy pequeña, el porqué de las prohibiciones a las mujeres y la madre solo le podía responder "porque somos de esta tribu", los hermanos le contestaban lo mismo. La chica leyó todo el Corán y vio que Dios era justo, con lo cual no quedó convencida de que las prohibiciones lo fueran por mandato divino.
La familia pensó que estaba loca y la llevaron a un curandero para que la curara de sus pensamientos. Tras dos matrimonios forzados y dada la tenacidad de la joven, conseguido el segundo divorcio solo le queda la emigración a un país más igualitario. Aquí está esa amiga de Salma, desde hace tres años, y ojalá que el país no la defraude.
Todos sabemos que la historia termina con la sonrisa de Salma diciéndonos "Esa amiga soy yo".
Recordemos que su sonrisa se vería reforzada si sabemos de algún trabajo para ella, cuestión básica para que su libertad sea un hecho.

Jaled nos da una moraleja que afecta al mundo de las amistades: mejor amigo y medio incondicional que tener muchos incapaces de ayudarte. Su cuento tiene resonancias de nuestro siglo XIV (D. Juan Manuel: "El conde Lucanor").

Reaparecen Laura y Cristina para escenificar el último tramo de la obra teatral. Tratan de adivinar de quién puede ser cada huella de papel que vuela por el escenario y cada uno nos vamos con una de esas huellas al tiempo que ellas se despiden deseándose feliz camino y con el ofrecimiento de que "Si necesitas cualquier cosa estaré aquí, esperando".

No es mal final para una tarde llena de recordatorios de que ahí está el otro y muchas veces necesita ayuda.

Imagen Final
Bea, Mónica, Ruso, Miguel Ángel, Jaled, Salma, Laura, Cristina y Manolo
Fotografía: ©Luis Morate

(Fin de la crónica de Carmen Mateos)

Imagen Control de Entrada
Control de Entrada al Sábado Negro del 25.01.2014
Fotografía: ©Manolo Rodríguez

Por primera vez en los sábados negros la entrada no fue libre, se debió demostrar que los asistentes tuviesen papeles en regla.


Esta sesión pretende ser una reflexión sobre las fronteras y los migrantes en nuestro país.


Tendremos teatro con Laura Ruiz y Cristina Canudas y su obra De pasos y caminos, dirigida por Yiyo Alonso.

Imagen De pasos y caminos

http://www.depasosycaminos.com/


Visualizaremos un documental de la serie Bitim réew (Fuera de casa) dirigido por Mactar Thiam Fall

Imagen Mactar Thiam Fall

Imagen Bitim réew

http://www.tv3.cat/videos/4616191/Mactar-Thiam-Fall-Acumular-experiencia-es-millor-que-acumular-diners


Asistiremos a la presentaciones de los libros Las luchas de los sin papeles y la extensión de la ciudadanía. Perspectivas críticas desde Europa y Estados Unidos. Elaborado por Liliana Suárez-Navaz, Raquel Macià Pareja y Ángela Moreno García (editoras), y Por el derecho a permanecer y a pertenecer de Amarela Varela Huerta.
Editados por Traficantes de Sueños y presentados por Beatriz García.

Imagen Las luchas de los sin papeles Imagen Por el derecho a permanecer


Estarán con nosotros dos personas que forman parte de un grupo de acompañamiento de la plataforma Yo sí, sanidad universal, que mantiene una campaña de desobediencia civil frente a la reforma sanitaria, recogida en el Real Decreto-Ley 16/2012, que supone la exclusión de cientos de miles de personas del derecho a recibir atención sanitaria y el repago de medicamentos y de ciertas prestaciones sanitarias.

Imagen Yo sí sanidad universal

http://yosisanidaduniversal.net/portada.php


Nos acompañará Salma, una mujer de Mauritania que cuenta historias.

Imagen Salma