Sábados Negros en Traficantes de Sueños
22 de septiembre de 2012 a las 18:30 horas

Librería Traficantes de Sueños
Embajadores, 35 - Local 6 - Lavapiés - 28012 Madrid
Teléfono: 915 320 928
http://www.traficantes.net


Imagen 22 septiembre 2012


(Crónica de Carmen Mateos)

Iniciamos el curso en Traficantes de Sueños, al tiempo que el otoño, con la jornada número 56 de Sábados Negros. A las 18'30, como siempre y con música, como siempre, fuimos recibidos.

La música es de la cantante saharaui Aziza Brahim, el disco se llama Mabruk y con él trata de decirnos que basta ya de desapariciones, torturas y demás males que destrozan a sus gentes.

En el vídeo que vemos a continuación la música contiene sus propias letras alternando con las de la poetisa saharaui Ljadra Mint Mabruk, que además de ser su abuela es también su confidente y en cuanto a los textos, es también la base de su música.

Libertad Martínez pone voz ¡y qué voz! a los poemas de Aziza Brahim: Regreso y Wilaya Blues y también al poema Invasores de Ljadra Mint Mabrul.

Este Sábado nos anuncia Manolo que todas las voces van a ser femeninas y después de Aziza y de Libertad es Teresa Alonso la que nos habla.
Nos habla de cómo los hombres soñaban con encerrarnos y nosotras soñábamos con salir volando.
Hay una tesis muy interesante que Teresa plantea: los artistas occidentales imaginan los harenes como les da la gana, con odaliscas sensuales, pasivas y a la espera de varón y la realidad oriental de estos espacios femeninos no tiene nada que ver con ello. Y además nos convence.
A partir del siglo XIX es cuando surgen en occidente las imágenes sobre el mundo árabe. Puede ser la odalisca de Ingres, de mirada intensa y en un escorzo muy diferente a la maja de Goya; puede ser el baño turco del mismo autor; o el harén privado que pinta Delacroix en los años 30; o las odaliscas de Matisse, con calzones grises o rojos; o las odaliscas cubistas del mismo Picasso... todas remiten a la plasmación de una estética exótica que cumple con la idea de harenes plácidos, voluptuosos, con mujeres pasivas a la espera de la llegada del hombre.
También es cierto que por ejemplo Ingres, nunca estuvo en un harén, ni siquiera estuvo en oriente.
¿Y cómo eran realmente los encierros femeninos? Teresa nos dice que eran espacios más bien violentos en los que para sobrevivir la mujer tenía que ser activa.
Las fuentes orientales nos hablan de una realidad distinta, nos hablan de otro tipo de mujer. La misma Sherezade sirve de ejemplo. Ella, noche tras noche habla, actúa, y el pasivo es su rey y receptor.
En la miniatura persa Ángel Tobías vemos la imagen de una mujer con vestido de alas que sugiere escapatoria; las imágenes son de mujeres vestidas, al contrario de las odaliscas vistas desde occidente, vestidas y fuertes, como en el caso de la miniatura india en la que se muestra a la mujer, al emperador mongol y al hijo de este. Miniatura peculiar porque se sabe que fue la mujer la que encargó la obra y la que exigió que se particularizaran las imágenes con las que se celebraban los éxitos guerreros del hijo del emperador.
Lo mismo puede decirse de la reina de Saba, a la que vemos en actitud casi agresiva, muy lejos de las sensualidades con que nuestro occidente quiso ver a estas mujeres.
Ahí queda por tanto la pregunta de atractivas respuestas: ¿Por qué el hombre occidental trata de ver encerrada a la mujer oriental y es el propio oriental el que la ve como una mujer fuerte?

Acto seguido, y de regalo, nos ofrece Manolo el tebeo de Mauro Entrialgo que habla del conflicto saharaui desde 1975 hasta 2011. Su título: El conflicto del Sahara en menos de 3000 palabras. Se trata de un tebeo que cuenta de manera didáctica y eficaz allá desde 1442 en que los portugueses llegan al sur del actual Sahara occidental hasta la situación actual en la que el conflicto permanece estancado.
Hablar de texto eficaz es señalar que no solo informa sino que estimula a querer saber más, mucho más, de esta injusta situación que afecta ya a la tercera generación de saharauis.
Los ejemplares distribuidos hay que agradecerlos al Conceyu de la Mocedá del Principau de Asturies y a la Coordinadora de Asturias de Organizaciones No Gubernamentales para el Desarrollo que nos los enviaron gratuitamente.

Olga Rodríguez no solo presenta un libro suyo, Yo muero hoy. Las revueltas en el mundo árabe, sino que presenta las revueltas mismas, con sus testimonios de primera fila, con su convicción de verdades vividas, con el deseo de que sepamos que no siempre lo religioso es lo único importante y que la libertad, el pan y la justicia social son los gritos que nuestro vecinos mediterráeos están lanzando al mundo.
En vídeo vemos los episodios de los dieciocho días de ocupación de la plaza de Tahrir en los que mueren ochocientas personas, pero por sus palabras sabemos que hay 1300 millones de dólares americanos para que estas cosas ocurran. El ejército egipcio recibe anualmente esa cantidad para que el pueblo permanezca estable y Mubarak, o el que toque, pueda imponer programas económicos neoliberales. Programas que nos suenan de algo: privatizaciones, ventas a bajo coste, inversiones extranjeras, recortes en sanidad y educación... en definitiva, que un cuarenta por ciento de la población viva con dos dólares diarios, así de fácil.
El problema es que en Egipto ha habido un cambio en su psicología colectiva y no admiten esas estabilidades basadas en las carencias de pan, de educación, de libertad y de un mínimo de igualdad. El problema es que ya desde el 6 de abril de 2008 se han coordinado los movimientos de protesta de la clase media con el movimiento obrero. Aquella convocatoria fue un éxtio, y fue laica, y también es cierto que sufrió una represión salvaje.
Y si vamos más atrás, vemos que el problema también es que ya en 2006 las mujeres de una fábrica textil abandonaron sus máquinas de coser para manifestarse contra tanta injusticia. Ejemplo de ellas es Wedad Demerdash que lidera esta deserción de la máquina de coser, tal vez porque no es fácil vivir con cuatro hijos, divorciada, y con unos treinta y cinco dólares al mes.
Lo bueno será que dejemos de creernos que el problema se llama islamismo, y que dejemos de creernos que unas viñetas o una película son la única causa de que la gente se alborote. El fanatismo no lo crea la religión, sino la pobreza y, además, hay otra realidad que mueve las revueltas y es la confluencia de la clase humilde con la clase media.
¿Cuál es la actualidad egipcia? Ahora mismo, en Egipto hay un pacto del ejército con los Hermanos Musulmanes salidos de las urnas y ambos parecen tener la transición atada y bien atada. Hermanos Musulmanes que si son conservadores en los sociopolítico, además, son neoliberales en lo económico.
El futuro tal vez nos emparente con el mundo árabe más de lo que creemos, tal vez saqueada África haya que saquear Europa. O quién sabe si, como dice Alaa al Aswany (El Cairo, 1957) en su novela El edificio Yacobián, habrá un proceso de liberación social que recuerde al del enamoramiento y tenga tanta fuerza que sea capaz de tener éxito.

Los aplausos finales sonaban densos, fuertes y, agradecidos. Fue una tarde plena de información de algo que nos interesa mucho.

(Fin de la crónica de Carmen Mateos)


Aziza Brahim y Gulili Mankoo y Mabruk

Como siempre pinchamos música para recibir a los asistentes a la primera sesión de los sábados negros de la temporada.
Pusimos como música de sala a la cantante saharaui Aziza Brahim. Pincharemos alguno de los temas de su disco Mabruk, en el que Aziza es acompañada por el grupo Gulili Mankoo.

Imagen Mabruk

Os dejamos la página web de Aziza Brahim
http://aziza-brahim.blogspot.com.es/

Y también el lugar donde hay información sobre Ljadra Mint Mabruk
http://aziza-brahim.blogspot.com.es/search/label/LJADRA%20MINT%20MABRUK

Libertad Martínez leyó varios poemas de Ljadra Mint Mabruk y de Aziza Brahim.


Teresa Alonso

Tuvimos la oportunidad de contar, una vez más, con nuestra colaboradora Teresa Alonso, especialista en arte, que nos brindó la ocasión de asistir a una de sus excelentes intervenciones.
En esa ocasión bajo el título ¡Cuando los hombres soñaban con encerrarlas y ellas salir volando!


Olga Rodríguez y Yo muero hoy

Imagen Olga Rodríguez Imagen Yo muero hoy

Nos acompañó Olga Rodríguez Francisco (León) periodista licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid, especialista en información sobre Oriente Medio y especialista universitaria en Contenciosos de Oriente Medio por la UNED.

Ha desarrollado buena parte de su carrera profesional en la Cadena SER, Cuatro y CNN+.
En la actualidad trabaja en la realización de documentales en Oriente Medio y colabora con el diario Público y Periodismo Humano.

Ha trabajado como periodista enviada especial en Afganistán, Estados Unidos, Egipto, Irak, Irán, Israel, Jordania, Kosovo, Líbano, México, Siria, Territorios Ocupados Palestinos y Yemen, entre otros.

Es autora de los libros El hombre mojado no teme la lluvia: Voces de Oriente Medio (Debate, 2009) y Aquí Bagdad. Crónica de una guerra (2004), además de coautora del libro colectivo José Couso, la mirada incómoda (2004), y del ensayo breve Karama, las revueltas árabes (Endebate, 2011).

Yo muero hoy (Debate, Mayo 2012). Las revoluciones que han sacudido el mundo árabe, desde Túnez hasta Siria.

Las revueltas árabes de 2011 no surgieron por generación espontánea. Detrás de la caída de dictadores como Ben Alí, Mubarak o Gadafi hay una larga lucha silenciosa del activismo clandestino en defensa de los derechos humanos, de los movimientos obreros y de las agrupaciones que llevan años trabajando por la justicia social. La constancia de unos pocos sentó las bases y creó los cauces para canalizar el hartazgo de la mayoría. Sin unos y otros las revueltas no habrían tenido lugar.
Los movimientos colectivos estallan solo cuando un cúmulo de elementos se encuentran, se mezclan y la mecha prende. Yo muero hoy cuenta las causas, los retos y la historia de esas revueltas, que han marcado los dos últimos años, a partir de las historias individuales de algunos de sus protagonistas.
Historias que demuestran que, como dijo Eduardo Galeano, "mucha gente pequeña, en lugares pequeños, haciendo cosas pequeñas, puede cambiar el mundo".

Fuente: Texto tomado de la página web de Ediciones Debate:
http://www.megustaleer.com/autor/0000924191/olga-rodriguez


Mauro Entrialgo y El conflicto del Sahara en menos de 3000 palabras

Imagen Conflicto del Sahara

Al final de la sesión repartimos gratuitamente ejemplares del tebeo El conflicto del Sahara en menos de 3000 palabras con texto y dibujos de Mauro Entrialgo.

Este regalo ha sido posible gracias a que los editores del tebeo: La Coordinadora de ONGD del Principado de Asturias (http://www.codopa.org) y El Conseyu de la Mocedá del Princpáu d'Asturies (http://www.cmpa.es) nos los han cedido amablemente.

Vaya nuestro agradecimiento público tanto al autor Mauro Entrialgo como a las dos organizaciones editoras de este tebeo por las facilidades dadas así como por el apoyo dado con esta obra al pueblo saharui en su lucha por conseguir recuperar su propia tierra.